Pérdida de Peso

Pérdida de Peso

PRIORIDADES EN LA PÉRDIDA DE PESO


Es inteligente centrarse sólo en el ejercicio físico para bajar de peso? Cuál es la mejor herramienta? El ejercicio o la dieta?
Para poder contestar estas preguntas primero debemos recordar una fórmula muy sencilla y que casi todo el mundo parece obviar (especialmente las dietas de moda), perdemos peso cuando consumimos menos energía de la que gastamos.

Como parece lógico entonces, podemos conseguir la pérdida de peso de dos maneras. Podemos consumir menos energía, comiendo menos calorías, o podemos aumentar el gasto energético mediante la actividad física.

En realidad es mucho más fácil controlar la ingesta de calorías de la dieta, que intentar compensarla con ejercicio. Sólo podemos controlar alrededor del 10% - 20% de nuestro gasto energético (quemamos bastante menos de lo que pensamos durante el ejercicio).

En la siguiente tabla vemos algunos ejemplos de alimentos que todos sabemos no son saludables (pero no sabemos hasta qué punto) y cuánto tiempo deberíamos dedicar a hacer ejercicio cardiovascular intenso para quemarlo:

nutricio

Los casos anteriores aunque parezcan extremos cada vez se dan con más frecuencia, sobre todo en la gente joven, que cada vez dispone de menos tiempo para cocinar.

Parece bastante evidente que es mucho más fácil dejar de comer una hamburguesa con patatas fritas que hacer casi 2 horas de trabajo cardiovascular intenso.

A continuación pero expongo 3 casos muy comunes que nos encontramos con los clientes del área de nutrición, y que no parecen tan extremos:

EL ACEITE DE OLIVA

"El aceite? Si es muy sano ... la verdad es que no lo miro, hay echo un buen chorro y ya está."

CADA DÍA comer ensaladas PARA COMIDA
"¿Qué pongo en la ensalada? Todo muy saludable! Abogado, 2 o 3 cucharadas de aceite de oliva extra virgen, una lata de atún (con aceite que la de agua no me gusta), lechuga, abogado, tomates y un poco de queso. "

CENA LIGERO

"Ceno muy ligero, para no engordar pero luego me coge hambre."

Seguramente que estos casos te han llamado la atención y podríamos enumerar mucho más.

ENTONCES CUAL HA DE SER EL FOCUS?

El foco debe estar tanto en el ejercicio como en la dieta. Son dos caras de una misma moneda, son dos herramientas que nos están permitiendo generar un déficit calórico que al final del día será el que dictaminará si bajamos de peso o no.

Puntualizando pero, siempre que sea posible intentaremos crear el déficit mediante el ejercicio.

No debemos olvidar que cuando hacemos dieta estamos ingiriendo menos calorías de las que el cuerpo necesita, y por tanto, también menos nutrientes.

El ejercicio cuando está bien gestionado es un buen muy buen ayudante a la hora de perder peso, dictamina en gran medida en qué proporción perdemos el peso (si perdemos musculatura o grasa).

Además, mejora la capacidad física, tiene beneficios psicológicos y para la salud en general y por lo tanto se merece un lugar elevado en el plan de salud de cualquier persona.

Ahora bien, tal como hemos visto en los ejemplos anteriores es muy difícil compensar una mala dieta. Por lo tanto, la combinación de éxito y donde siempre se darán los mejores resultados se darán en la combinación de un cambio de hábitos tanto en la dieta como en el ejercicio:

  • Disfrutaremos de una mejor nutrición (menos déficit en la dieta).
  • Será más difícil pasar hambre.
  • Estaremos más energéticos.
  • Tendremos mejor composición corporal (menos pérdida de masa muscular y más de grasa).
  • Estaremos más motivados.
  • La evolución será mucho más rápida.

Tienes dudas sobre nutrición? Ven a visitarnos en el área de nutrición del centro o escríbenos a:

jmcarrasco@putxetsport.com

Imagen de seguimiento